25.4.14

Muebles callejeros. Antes y Después: cajonera

Fue hace casi dos años que mi atención sufrió un cambio radical. 
Fue Hace casi dos años que me mudé de un ph (para mí, que soy mendocina, ese término me es ajeno, yo lo calificaría de departamento) de dos ambientes donde ya no entrábamos ni nosot@s y donde yo tenía siempre la mitad (ponele) de la única mesa ocupada con mis pinturitas, papeles, cartones, frascos, pegamentos y no mucho más. 
Hasta hace casi dos años las telas y los muebles no entraban en mi radio de registro ni en mi casa.
Fue hace casi dos años que nos mudamos a una casa mucho más grande, donde teníamos (y todavía tenemos) varios ambientes más por "llenar" y, al fin, una habitación para convertir en mi taller-oficina.
Fue entonces cuando me convertí en la reina del enduído y, obviamente, el primer turno de tuneo le tocó a ese ambiente. Pintura va, pintura viene, después de las paredes, ataqué mi mesa de trabajo y con con eso yo estaba feliz. ¡Bueno, no sólo yo! 
Poco tiempo más adelante, pasando a dos cuadras de mi antiguo hogar, mis ojos captaron algo fuera de lugar. 
¿Qué hacía una cajonera al lado de un árbol mientras caían unas gotitas de lluvia?
Y sin poder contenerlo un ¡Frenáaaaaaaaaaaaaaaa!, se me escapó.
Bajé, crucé la calle, probé qué tal funcionaban los cajones, la levanté y volví a cruzar cargándola.

Mi recolección de muebles callejeros había oficialmente comenzado.

Como ven, se trataba de una cajonera bastante rudimentaria, de ésas que se utilizan dentro de placards y de calidad dudosa. Pero como dicen... ¡A caballo regalado no se le miran los dientes! Y yo cumplí.
Una buena limpieza, unos retoques con masilla y... ¡a pintura!

¡No tiene ni piso! pero... ¡no se le miran los dientes!
El esquema de colores elegido para mi taller era: gris, amarillo, blanco y negro, por lo que la cajonera debía mantenerse ahí. 
Como era para mí y era libre de decidir fuera del gusto aburrido del otro habitante de esta casa (que él persiste en considerar clásico), puse toda la carne al asador (fea metáfora para alguien que no la come hace 24 años).
Un cajón a rayas... 


¡Ja! ¡Amarillo "Ballerina"! ¡A que no se lo esperaban! Y no sólo en la cajonera... ¡tengo toda una pared de ese color! ¡No me pueden acusar de falta de audacia! ¡Pero es mi espacio y soy L I B R E de hacer lo que Q U I E R A!

Cajones en proceso.

Este segundo patrón lo hice a ojo (y a mano), usando un pasavasos (salvamanteles) y copiando al que usé para mi papelero.

¡¿Vste, Juliana que no se tiran las latas de pintura?!
Y para el tercero hice una plantilla usando una placa de RX.

El color se llama en realidad Limón Verde, por eso, según la luz puede verse algo verdoso. ¡Pero es amarillo!

Si se fijan, el cajón deja mucho que desear, así que el cartón prensado ¡no debía verse! Y lo resolví forrándolo con un papel divino. Creo que, al final, resultó lo más lindo de este "extreme makeover".

Y ahora sí, les presento a mi cajonera callejera, admirada por tod@ el/la que la ve. Perdón por la falta de modestia, pero es verdad ¡jajajaja!


Ésta podría haber participado del Yo Reciclo de latitas, pero me colgué. Las latitas son viejas, pero la foto no.

Hice varias pruebas...

Cajón irreconocible, ¿no?
Si se preguntan qué hacen esos almohadones ahí, les cuento: están tapando otro tomacorriente indiscreto. ¡shhh!

Conclusión: ¡como estilista me muero de hambre!


Y con el post de hoy no sólo participo en este nuevo Finde Frugal de Marce, sino que también doy como oficialmente inaugurada la sección del blog: Muebles Callejeros.

El lunes, y si no media algún inconveniente imprevisto, traeré a casita a Cenicienta (mi primera silla de la calle) y se las presentaré a lo largo de la semana próxima. No el viernes porque no resultó muy frugal que digamos, entre las clases, los materiales y la tela que le elegí...
¡Pero está quedando taaaaaaaaaaaan divina!

¡Que tengan muy feliz finde!

Adri.

PD: Extrañé el finde frugal la semana pasada y se me ha hecho difícil visitar muchos de los blogs, pero de a poquito voy avanzando, aunque sin mucho comentario. ¡A tod@s nos pasa a veces!
Pronto también, agradeceré como se merece el premio que me ha otorgado Pi y responderé a las preguntas del premio que me dio Kassandra hace un tiempo. Prometo, prometo, prometo.

45 comentarios:

  1. Que linda te quedo la cajonera! Muy divertida! Y me gusta como contas tus historias, increible como te estas soltando, pareces una bloguera veterana! Felicitaciones y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Alicia, qué lindas tus palabras! Me alegra que te guste mi forma de escribir porque le pongo ganas, ¡jaja!
      ¡Muchas gracias por tus elogios!
      Un beso grande y feliz finde.

      Eliminar
  2. Genial!!!!! Te quedo divina.....tengo tres de esas cajoneras esperando que les dedique un rato, asique gracias por la idea!!
    Me encanto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias y de nada! ¡jaja!
      Espero que cuando las vayas terminando nos las muestres, ¡no seas mala!
      Un beso.

      Eliminar
  3. ¡Vaya cambio! cualquiera diría que es la misma cajonera. Me ha gustado mucho la producción con los cojines tapando puntos indiscretos y las latitas encima de la cajonera...¡muy bonito!
    Bsos y buen finde!
    Leo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Leo, la verdad que cambió mucho!
      Un beso.

      Eliminar
  4. El cambio ha sido espectacular, queda llamativa y muy alegre y limpia. Me encanta. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, el amarillo es un color muy alegre y lo he descubierto no hace mucho!
      Beso.

      Eliminar
  5. Una transformación increíble, de "feúcha" a Diva Total!!! Y lo más importante es justamente que te hayas sentido libre para decorarla a tu antojo, con los colores y diseños que más te atraen... tal vez por eso se ve aún más radiante y alegre! A mí también me encanta eso de rescatar muebles callejeros, aunque donde vivo ahora no es fácil encontrar nada... Estaré pendiente de tu sillita!
    Besos,
    K.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diva total, ¡jajajaja!
      Lo de los muebles callejeros se me ha hecho "necesario", pero no hace tanto, entre la cajonera y la silla que ya les voy a mostrar pasó bastante tiempo. ¡Pero ya no más! ¡Ahora vengo con envión! ¡jaja!
      Un beso.

      Eliminar
  6. Pues mira que yo tengo unas ganas tremendas de comprarme una cajonera de estas, me gustan mucho y me vendría de bien para el dormitorio que estoy en proceso de arreglar. Se les puede dar muchos usos y la idea de tenerla cerca de la mesa de escritorio es la que yo llevo.
    Me encanta como te ha quedado, los colores preciosos porque el amarillo es mi segundo color preferido y las rayas y dibujos como ese igual. Muy original cada cajón con un motivo distinto y los cajones forrados en blanco y negro quedan preciosos.
    Menos mal que te cruzaste con esta cajonera porque hubiera sido una pena que nadie le hubiera dado una oportunidad.
    Por cierto nos tienes que enseñar tu habitación donde haces los trabajos, que esa puerta pintada con pintura de tiza y las gotas de lluvia me han encantado.
    Las dos decoraciones que has puesto quedan muy bien y las latas recicladas te ha quedado muy alegres y prácticas.
    Deseando me quedo de ver esa silla de la que nos hablas y te aplaudo por recoger esos muebles callejeros que otros no quieren. Yo hago lo mismo por eso te lo digo y se encuentran verdaderas gangas.
    ¡Feliz fin de semana Adriana, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto con tu permiso me quedo con una foto para cuando tenga la mía hacerle algo parecido. Mil gracias guapa.
      Muack

      Eliminar
    2. ¡Pero por supuesto, Beatriz, ni pidas permiso!
      Yo no sabía que me gustaba el amarillo pero he notado que siempre que está presente me llama la atención y me gusta y por eso me hice seguidora en Pinterest de un Tablero que se llama Yellow makes me happy y he descubierto que es verdad.
      Te cuento que la habitación donde hice las fotos no es mi taller actual pero sí (si no me mudo antes) el futuro, porque "el clásico de la casa" se me coló y ahora l@s dos no entramos (cómodos) en la habitación original. De a poco lo vamos preparando. Ya se los voy a mostrar.
      Un beso y muchas gracias por tus comentarios, siempre tan cálidos.

      Eliminar
  7. Adri, qué linda quedó tu cajonera...con la primer foto me quedé anonadada, pensé que estaba pintada de los colores de Central (unos de los clubes rosarinos) jajaja...Después entendí que era cinta azul jjajaja
    El amarillo no es de mi gama de colores favoritas pero a decir verdad te quedó muy linda!...me hiciste pensar en poner algo en ese color en la cocina, para que levante, alegre un poco...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Colores de Central no, Vero, de Boca sí! ¡jaja!
      Veo que lo de "alegre" se repite en varios comentarios y es gracias al amarillo. ¡Levanta lo que sea! Animate con algo en tu cocina, vas a ver que te va a gustar.
      Besito.

      Eliminar
  8. Como me gusta venir por aqui para leer tus historias....
    Te ha quedado chulisimo!!! Esa combi de motivos me encanta!!!! Y todo casero!!!! Ese papel quedara monisimo en la habitacion!!! Son unos colores muy luminosos!!!!
    No quiero perderme la silla!!!
    Buen finde!! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Sofie, me pone muy contenta que te guste venir a leer mi blog! :D
      En la habitación donde tengo ahora mi taller, lo que hay es una pared pintada con ese amarillo, no un papel, aunque sí es igual de luminosa. ¡jaja! Lo que sí tiene papel es la lata que uso para tirar basuritas.
      Beso.

      Eliminar
  9. Tengo una exactamente igual, pero llena de polvo y tirada en una esquina. Gracias por las ideas. Ahora que veo que pueden quedar tan bonitas creo que me voy a animar a cambiarlas un poco. La cajonera ha quedado espectacular con el amarillo y el blanco. Los colores son tan vivos. Y el detalle de forrar el interior me ha gustado mucho. Bss y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hora de rescatarla, Olga, mirá que si no, la paso a buscar! ¡jaja!
      ¿Viste qué bonitos quedaron los cajones forrados? Parecen firmes y todo ¡jajaja!
      Un beso.

      Eliminar
  10. Te quedó de revista deco, buenisima!!!! Levantar cosas de la calle es un viaje de ida, no hay vuelta atrás!!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya lo creo, Nené, ahora no me para nadie! ¡Pueden cambiar tanto que no da para descartar nada!
      Besos.

      Eliminar
  11. No sabes como agradezco este post, acabas de inspirarmen para unas cajitas que tengo que tunear que las quería precisamente en estos tonos, me viene de perlas, graciasss
    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte, María, me alegro!
      Ya estoy con ganas de ver qué sale de la combinación de tus cajitas y mi cajonera!
      Un beso.

      Eliminar
  12. Has conseguido convertir una cajonera anodina y vulgar en un mueble absolutamente espectacular, que sin duda no pasará deaspercibido. Me ha gustado muchisimo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Isabel! Pasó de cajonera para estar oculta a una que me gusta lucir, ¡jaja! Me gustaría haberle puesto rueditas también, pero como no tiene base, ¡no tengo dónde atornillarlas! Y bue, todo no se puede.
      Besos.

      Eliminar
  13. Preciosa, me encanta la idea de pintar cada cajón con un motivo diferente. Un resultado genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Adriana no se qué ocurre que no asoman mis comentarios. Lo que te escribí en resumen es que me gustan muchísimo tus textos porque siempre me provocan una sonrisa. En cuanto a los teneos, me encantan y no pienso perderme la nueva sección de los Muebles callejeros.
    Que seas feliz
    Pi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pucha, Pi, no sé qué puede pasar con los comentarios, pero de tu resumen que te digo me encanta que te diviertan mis textos y espero no decepcionar con la nueva sección.
      Gracias por estar siempre "x aquí".
      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Te imaginás si la ve ahora el que la tiró???? nunca más tira nada creeme!!! Hermoso rescate callejero!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te cuento lo que le va a pasar al que tiró la silla. ¡Éste sí que se va a arrepentir de por vida! ¡jaja! ¿Se nota que estoy un tanto enamorada de mi silla "nueva"? :P
      Un beso, Marce.

      Eliminar
  16. ayyyyyyy casi muero con las cintas azules al lado del amarillooo jajajaja
    divina divina, me encanta, me gusta mucho tu estilo. Y la puerta con gotitas, mori de amor.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensé en aclarar en el pie de foto que las rayas azules eran la cinta porque da un poco de susto, ¡jajaja! ¡Y eso que soy de Boca!
      Ya les voy a contar la historia de esa puerta.
      Un beso y ¡gracias por pasar siempre!

      Eliminar
  17. Un lujo .....puro diseño ...!!! Si viera quien de este mueble se deshizo le dejará un mal ánimo.

    Me ha encantado tanto este trabajo que hasta puede que te copie la idea.

    BESOS y gracias por pasar por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría que lo viera, eso sí, sin derecho a reclamo alguno. ¡No se devuelve!
      Me alegra que te guste, copiá traquila, pero sé buena y mostranos tu versión. ;)
      Un beso.

      Eliminar
  18. jajajaja Adrianita....es que por mas que mi casa tb es grande (y tb pase a vivir de un monoambiente a esto...) ya no caben mas cosas!!!! Posta, una latita mas y mi marido me pide el divorcio, y no bromeo!!!!! Sabes que? yo tb me habia adueñado de la ultima habitacion vacia de la casa.....pero me duro poco...bebe en camino la reclama!!! jeje Y bue, tendre que conformarme con el escritorio, la biblioteca, dos placares y medio...sin olvidar los canastos con lanas desparramados por el living y la cantidad de "basura" en el jardin....ves, divorcio en puerta, te lo aseguro!!! jejeje
    Me encanto la cajonera!!!! El año pasado anduvimos buscando una, para el escritorio que arme...pero son carisimas!!! Ya no importa la calidad, asi, de tres cajones, estan cuatro luquitas!!! Y en un compraventa, eh? No lo podes creer!! asi que, considerate mas que afortunada!!!! jejeje
    Besote adri, y buena semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Juliana! ¡¿Cómo se me había pasado este comentario?! ¿Un bebé en camino? ¡Felicitaciones y felicidad infinitas!
      ¡Nada de divorcio, autorizada a tirar las latas, entonces!
      Un beso.

      Eliminar
  19. Hola Adriana muchas gracias por visitar mi blog !, me permitió conocer tu blog y me ha gustado mucho ,, te sigo y me gusto mucho esa divertida cajónera y lo que más me encanto es tu manera de contar la histari ja ja ,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Más que bienvenida Angélica!
      ¡Qué lindo que te guste! Me pone muy contenta.
      Beso.

      Eliminar
  20. Hola Adriana,
    Muchas gracias por visita y comentario.
    Que trasformación, quedó muy lindo;
    Genial! además de precioso, útil. Transformación total!
    Me encanta el color que usaste muy alegre...mirá se lo ve el antigo dueño....
    Besos y una linda semana.
    Carla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si lo ve el antiguo dueño le amargo el día como mínimo! ¡jaja!
      ¡Gracias por tu comentario, Carla!
      Un beso.

      Eliminar
  21. ¡Buenooooo!, ¡increíble!, un cambio impresionante. Tu taller debe de ser muy alegre. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vieras mi taller, Glory... es todo un revuelo, ¡jaja!
      Pero tenés razón con el amarillo... ¡triste no es en absoluto!
      Besos.

      Eliminar
  22. Un cambio total. Divina te quedó la cajonera. Esperamos ver la silla! Saludos

    ResponderEliminar
  23. El día y la noche, ¿no? Me alegra que les haya gustado a ustedes también porque ¡yo la adoro! jaja
    Un beso.

    ResponderEliminar

Vos x aquí

Blogging tips