14.2.14

¡Habemus Tutorial!

¡Uf, cómo he corrido!
No sabía si hoy iba a ser capaz de participar en el tercer Finde Frugal del año porque sigo tratando de poner bonito el blog y todo lleva mucho tiempo. Ninguna novedad para la mayoría de ustedes, ¿no?
Pero no sólo eso, sino que los jueves estoy haciendo un taller de reciclado de muebles y ayer era el turno de decapar mi silla (ya les voy a contar al respecto) y ¡necesitaba un delantal!
La idea de hacer uno me venía rondando hace mucho, pero me faltaba "el detonante". En este caso fue el decapante (me salió un versito), pero creo que el blog me va a ayudar a terminar o, al menos, a avanzar con mi lista de pendientes.
Hace un tiempo había comprado una gabardina para tapizar algunas sillas, pero al final decidí no usarla para eso y la transformé en mantel. Bueno, esa era la intención.
Como no era lo suficientemente grande, terminé los lados con otra tela que todavía no sé por qué elegí: es fea, no combina y ¡es todo hilacha!
Como no tuve forma de hacer un molde de ese tamaño, marqué y corté todo sobre la tela. ¡Grave error! ¡Nunca fue un rectángulo!
Ni hablemos de las veces que cosí la cinta bies del borde de esa tela horrenda... siempre terminaba sosteniendo sólo algunos hilos.
Cuestión que quedó guardado a la espera de ser transformado. Aquí nada se tira, aunque ganas no me faltaron.
¡Y ayer llegó ese día!
De un intento de mantel y un retazo de 1.20 x 0,20, salió mi réquetefrugal delantal "decapador".


Ahí estoy en la cocina, pero ni la plancha (como ven) ni la cocina son mis amigas. Fue donde más o menos tenía luz, nada más.
Lo primero que hice fue buscar una guía para hacer el molde y la encontré en Pinterest, ¿cuándo no?. La imagen me dirigió a Cosiendo y aprendiendo y, aunque no seguí las medidas tal cual (porque vi que 0.9 m de largo para mi 1.62 m era demasiado), me fue de gran ayuda.

Aquí va mi tutorial propiamente dicho:

Te recomiendo usar papel misionero para armar tu molde, ya que al ser grueso ayuda a que al marcar el contorno, el trazo sea más firme y parejo.
Si tu molde es como el mío, sólo la mitad del delantal, doblás la tela enfrentando derecho con derecho y sobre el pliegue apoyas y sostenés (con alfileres o algo pesado por encima) el lado recto del molde.


Marcás la silueta, yo usé un pedacito de jabón, que al ser claro, contrastaba bien con el color de la tela.
Acá les cuento un secretito: sobre el papel hice unas muescas donde irían los bordes del delantal una vez cosido y también las indiqué con el jabón porque luego sirven de guía para saber hasta dónde doblar los ruedos sin tener que medir constantemente.


Para las tiras (del cuello y la cintura) y el bolsillo yo usé la tela rayada, pero podés usar la misma o varias, como más te guste.



Siempre conviene hacer todos los moldes. No recomiendo medir y marcar directamente sobre la tela porque hay veces en las que es muy difícil mantener las líneas a escuadra, por ejemplo. ¡Ya ven el destino que tuvo mi mantel!
No digan nada, pero yo me olvidé y corté un rectángulo, luego lo doblé por la mitad a lo ancho y con una de mis queridas tapas de potes de helado hice la curva.


Una vez que todo está cortado,  comienza la costura.
La tira para colgar el delantal la podés coser como sepas y más te guste. A mí se me ocurrió doblarla por la mitad a lo largo dejando, nuevamente, derecho con derecho enfrentados y cosí el extremo abierto a 1 cm del borde.



Después la di vuelta con paciencia y la planché dejando la costura a la mitad como se ve en la foto. De esta forma, una vez puesto, quedará contra el cuerpo y se verá más prolijo.



Con las otras dos no repetí el procedimiento porque supuse que al atarlas no se podría controlar qué lado se ve y cuál no, así que las cosí de la misma manera, las volví del derecho y las planché dejando la costura en un extremo.
Para la parte superior pensé en hacer una vista en composé, entonces corté un rectángulo de tela rayada del mismo ancho que la pechera que, como era lo último que me quedaba, en mi caso fue un poco más angosta, y le di unos 10 cm de alto. Sobre uno de los anchos hice un zig zag para evitar que se deshilache.
Y ahora, con todas las piezas listas, las unimos y ¡a la máquina!
Lo primero que hice fue fijar con alfileres la posición de la tira a la pechera, para esto dejé libres 3 cm a cada lado, que serían los 2 cm del ruedo y 1 más, pero ustedes pueden elegir otra distancia. Va a gusto. 
En este punto hay que prestar atención a hacerlo en forma correcta para no encontrarse con ningún cruce inesperado. Lo conveniente es hacerlo con la parte principal con el derecho a la vista, colocar por encima la tira con la costura hacia nosotros y, por último, el rectángulo del revés. Tal cual se ve aquí.

No sé por qué sale tan borroso lo de "costura hacia nosotros". Grrrr



Pasamos costura recta y planchamos, dejando la tela a rayas hacia "adentro".

Después sólo queda plegar los ruedos y planchar. Sí, ya sé, un plomazo, pero peor es que se mueva todo mientras vas pasando la aguja.
Para unir las tiras de la cintura puede que tengan un método mejor y les pido que me lo compartan porque a mí sólo se me ocurrió dejarlas por dentro de los ruedos y luego pasar una costura después de plegarlas hacia afuera. Si no se entiende...

Una imagen vale más que mil palabras, en este caso cuatro.



Con el tema de la máquina, lo único que les puedo aconsejar y, seguramente las que cosen lo saben, es que cada vez que tengan que cambiar de dirección dejen la aguja anclada, levanten el prensatelas, giren la pieza, vuélvanlo a bajar y sigan como antes.





Lo único que nos estaría faltando es el bolsillo.

Para hacerlo más divertido "envivé" los lados con cinta bies. Como era la primera vez que la aplicaba en forma redondeada, me guié con el tutorial del que les hablé antes. Vi que hilvanaba la cinta y así lo intenté. Comencé por uno de los lados, fui girando y al llegar a la esquina del lado opuesto con la parte superior, la plegué en ángulo de 45° y seguí hasta la otra esquina e intenté cerrar con algo similar. No tengo fotos porque ya era tardísimo y tenía que salir corriendo a mi clase.


Prometo que ya terminamos.


Lo último que queda es coser la parte superior en forma aislada y luego posicionar lo que será el bolsillo en el lugar deseado y pasar la máquina.

¡Listo! ¡Ya tienen su delantal!

Si les gustó y deciden hacer el propio, cualquier duda me avisan, que trataré de ayudarlas. Y si encuentran mejores maneras de hacer las cosas, ¡también me avisan!

¡Buen finde!

Adri.

31 comentarios:

  1. Que maravilla de delantal!!!
    Al leer tu pap ,me estaba poniendo nerviosa...veia tu prisa en las palabras...jijijiji siempre nos falta tiempo.
    Me gusta mucho la combinación de colores.
    Me lo guardo por si decido hacerme uno...la verdad,deberia,porque me mancho mucho la ropa... Tengo varios pantalones con pintura o cola...jejeje
    Ya tengo ganas de ver esa silla!!!
    Nis la enseñarás? No?
    Buen finde!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que para haberlo hecho con lo que había... no quedó nada mal la combinación, ¡jaja!
      Yo también he arruinado ropa con pinturas y pegamentos. Espero que a partir de ahora pueda decir lo contrario.
      Y sí, la silla seguramente merecerá un post para ella sola.
      Beso, Sofie y gracias por pasar siempre.

      Eliminar
  2. que bueno te quedó, yo también tengo pendiente hacerme uno, porque siempre termino arruinando alguna prenda cuando me pongo con las pinturas.
    Un besito y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Será hora de ponerse a coser, no vale la pena arruinar nada si con muy poca tela y en unas horitas se puede solucionar!
      Un beso, Ale.

      Eliminar
  3. toda se transforma!
    te quedó hermoso, quiero uno!! :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ese intento de mantel todavía queda tela para hacer uno más, ¡jaja!
      Besos.

      Eliminar
  4. Nosotras como Ivana,queremos no uno sino dos! Precioso!
    Feliz finde
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando anden por acá, me avisan que me pongo manos a la obra. ;)
      ¡Espero que hayan tenido lindo finde!
      Besos.

      Eliminar
  5. Te ha quedado genial...y súper útil!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Isa!
      Sí, muy útil y por lo que leo todas por acá necesitamos uno.
      Beso.

      Eliminar
  6. Te ha quedado muy lindo!!! El tutorial excelente. Buen finde!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Nené!
      Me alegra saber que mi primer tutorial se entiende, así no soy la única que deja de ensuciarse.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Hola! Lindisimo tu delantal! que suerte que el mantel nunca vio la luz así vos pudiste darle vida a tu delantal! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Rosina!
      No hay mal que por bien no venga, podría decirse, ¡jaja!
      Besos.

      Eliminar
  8. Precioso. La combinación quedó muy buena y la explicación también. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Elena! Me alegra saberlo porque con las corridas no sabía qué tal iban a quedar tanto el delantal como el tutorial ¡jaja!.

      Eliminar
  9. Muy lindo y original tu delantal, tiene un no-se-que que se nota que no es para cocinar, sino para trabajos más "extremos".
    Tu fijación con los potes de helado no tiene límites, lo usas para todo! jajaja
    Un beso
    Alicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Logré el delantal que necesitaba, entonces! El primer testeo puedo decir que lo pasó, ojalá siga así.
      Quizá en invierno las tapitas de helado entren en receso, ¡jaja!
      Un beso y gracias por pasar, Alicia.

      Eliminar
  10. Te quedó bárbaro! después de tanto trabajo casi que me daría pena que se manche!
    Me encantó la tapita de helado de molde, yo también las uso para todo!
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Aguanten las tapitas de helado! ¡Jaja!
      El delantal llevó algo de trabajo pero lo terminé en unas horas y cumplió su función, lamentablemente no puedo decir lo mismo del mantel fallido :P
      Gracias por pasar, Amanda.

      Eliminar
  11. Un delantal muy bonito!! ¡que bien que no tiraras el mantel!
    Bsos y ¡buen finde! :-)
    Leo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá a todo le damos una segunda oportunidad y, a veces, algunas más, ¡jaja!
      Beso, Leo.

      Eliminar
  12. Quedó un delantal divino, la explicación del DIY bien al detalle, buenisima! Ya sigo tu blog :),
    Victoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Victoria!
      ¡Qué suerte que la explicación salió bien!
      Ojalá la aprovechen... ¡nuestra ropa agradecida!
      Un beso.

      Eliminar
  13. Buenísimo el delantal y con tuto y todo como para que no nos quede ninguna excusa como para no hacernos uno, que de paso, lo bien que me vendría!

    ResponderEliminar
  14. ¡Para la semana próxima se viene tu delantal con la pechera hecha con la blusa blanca de tu hija, Marce! ¡jaja!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. "Mis cosas favoritas" te ha otorgado el premio "Conóceme", está dirigido a blogs que tienen menos de 200 seguidores y que apuestan por el contenido propio. Pasa, recoge tu premio y disfrútalo.
    Que tengas un feliz día
    Pi
    www.miscosas-favoritas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Quedó muy bueno al fin el delantal, más allá de que hayas tenido que luchar bastante con la tela. El trabajo final es impecable. Saluditos!!!

    ResponderEliminar
  17. Me encantó! Cuando vengas por Mza. me vas a tener que enseñar a usar la máquina que tengo guardada...

    ResponderEliminar

Vos x aquí

Blogging tips